< Volver

¿Por qué es tan importante la imagen corporativa?

La imagen corporativa es el conjunto de elementos que identifica a tu marca o empresa con el objetivo de generar una buena impresión a tus clientes y al público en general. Además, una buena imagen corporativa debe transmitir confianza, profesionalidad, personalidad, y en general, buenas sensaciones. Lo que llamamos hoy en día “good vibes”.

Tener bien definida la imagen de la compañía ofrecerá sin duda grandes beneficios para todos. Es fundamental trabajar la identidad corporativa de la empresa pensando en nuestros clientes, nuestro sector empresarial, nuestro público, pero a la vez también para la propia marca, por tanto, teniendo en cuenta los socios y los empleados. Todos ellos deben sentirse satisfechos y a su vez involucrados con su lugar de trabajo, beneficiando la imagen de marca e implicarlos como embajadores de la compañía. Sin duda, una imagen corporativa inspiradora aumentará la motivación y el reconocimiento del negocio para todos.

Ahora bien, la imagen corporativa no tiene porque asociarse a una empresa. El objetivo del diseño, en general, es satisfacer las necesidades de comunicación visual y comunicar correctamente el mensaje (y el storytelling) que se quiere transmitir al público objetivo.

Sea una empresa, un logotipo para uso personal o para un evento en concreto, la imagen corporativa es siempre importante y fundamental. Se puede crear una imagen potente para una multinacional o el branding para celebrar una fiesta especial de aniversario, con su logo, invitaciones, rollup, photocall, entre otros elementos. Pero, básicamente, el objetivo es el mismo, transmitir la imagen y la historia que refleje los valores y la personalidad de esa persona o empresa.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Antes de empezar a diseñar y definir la imagen y la marca, se debe definir correctamente la estrategia de diseño. ¿Cómo debe posicionarse la empresa? ¿Qué tipo de diseño debe aplicarse? ¿Qué colores emplear ¿Blanco y Negro? Las necesidades de cada cliente y de cada proyecto son siempre distintas.

Para ello será necesario conocer al cliente, la empresa, los productos y/o servicios, además de comprender los procesos internos y externos, su filosofía, sus valores, etc. Un buen briefing permitirá obtener todos estos datos e información para identificar las principales características a la hora de diseñar. Solo de este modo surgirá una buena idea y se podrá realizar una buena creación, un buen diseño, y en consecuencia, una buena identidad corporativa.

Una vez definida la estrategia y analizado bien el proyecto, es momento de aplicar un buen branding y empezar a definir todas las acciones: crear el logotipo, isotipo, imagotipo, pensar claims, las aplicaciones para distintos formatos, imagen y estrategia para la web, las redes sociales, la papelería, entre sus otros usos.

La importancia de todos los elementos corporativos.

A menudo se confunde “identidad corporativa” con “logotipo”. Naturalmente el logotipo es uno de los elementos más importantes ya que acostumbra a ser el más representativo y utilizado. Pero todos los elementos a diseñar son importantes, todos los elementos suman, y hay que diseñar pensando en la marca de forma global, no solo en el logotipo.

Por ejemplo, si pensamos en potentes marcas consolidadas nos damos cuenta que todo ha sido analizado, pensado, no solo el logotipo, sino también los colores, slogans, tipografías e imágenes. Todo está cuidadosamente elaborado para que la imagen corporativa de la empresa salga perfectamente representada y reforzada.

Pensemos en los anuncios de Coca Cola, los anuncios de Estrella Damm, la música, la composición de las imágenes tratadas, el mensaje, el storytelling… el logotipo pasa a ser un elemento menos importante y se resaltan otros valores. Detrás hay un buen trabajo de imagen corporativa.

Si desgranamos los colores identificativos de marcas como Cola Cao, el amarillo del bote o el rojo de su tapa, son igual o mas potentes que el color de su logotipo. Apple ha quedado impregnado en nuestra memoria por su cuidada imagen. Todos conocemos la manzana mordida, pero cuando nos compramos un iphone, unos airpods o un macbook, la fuerza de su identidad corporativa está en la suma de todos esos elementos, no solo en el logotipo, el packaging, el libreto de instrucciones, la foto del salvapantallas… todo en su conjunto.

Estas marcas han trabajo muy bien su identidad corporativa consiguiendo transmitir confianza de marca, profesionalidad, personalidad, y en general, transmiten esas buenas sensaciones que comentábamos al inicio del artículo.

Las grandes multinacionales y grandes empresas no hubieran alcanzado y mantenido el éxito si no hubiesen protegido su imagen. Si hubieran descuidado su imagen sin duda habrían perdido popularidad. Lograr una buena reputación y mantenerla no es tarea fácil. Como dijo Warren Buffet, “Se tardan 20 años en construir una buena reputación y solo cinco minutos en arruinarla. Si piensas en eso, harás las cosas diferentes”.

Así pues, la importancia de cuidar la imagen corporativa incrementa a medida que pasa el tiempo, puesto que son cada vez más empresas que compiten en el mercado y tienen que captar a sus audiencias transmitiendo y calando con ella.

Hoy, las marcas que logran consolidar su identidad corporativa son las que tienen el éxito asegurado y son fácilmente reconocidas. Este impacto y aumento de notoriedad se traducirá en una mayor captación de público y, a su vez, un mayor flujo de ventas de los productos o servicios que ofrece la empresa.

10 puntos imprescindibles que se cumplirán si trabajamos correctamente la identidad corporativa

1. Reconocimiento de la marca.

2. Personalidad corporativa reforzada.

3. Refuerza y transmite los valores de la empresa.

4. Orgullo de pertenecer a una marca con valores y objetivos muy marcados.

5. Conseguimos que nuestros clientes/usuarios se sientan identificados con los valores y filosofía de nuestra empresa.

6. Una empresa preocupada por su imagen genera confianza, organización y profesionalidad.

7. Incrementa la fidelización a la empresa.

8. Los productos de la compañía son identificables. (Ej. Apple, Nike, Amazon, …).

9. Permite implantar estrategias y evaluar resultados.

10. Vínculo emocional. Las empresas/marcas buscan conectar emocionalmente con sus clientes/usuarios. (ej. Anuncios Coca Cola, Sorteo Navidad, …)

El gran reto es generar ideas capaces de transmitir nuevos valores y emociones.

Desde Pukkas Creative, el departamento creativo de Pukkas, somos muy conscientes de la importancia y responsabilidad que tiene crear una identidad corporativa. Además nos llena de orgullo el saber que aportamos nuestro grano de arena en la sociedad. Ver nuestras creaciones aplicadas en una web, en una valla publicitaria, en una campaña, …

Todos y cada uno de nuestros proyectos requieren una dirección de arte concreta para conseguir resultados excepcionales.

Una buena idea nos conducirá sin duda a la creación de un mejor diseño y,
en consecuencia, a una nueva y buena identidad corporativa.

Abril 2021
Jordi Granell / Direcció d’Art

Ver más publicaciones