< Volver

“Haz crecer tu negocio con el menor esfuerzo y inversión posible”

El objetivo es conseguir que el contenido se adapte al tamaño de la pantalla, de modo que el usuario final pueda leer de forma cómoda, sin tener que hacer muchos movimientos de scroll.

El growth hacking puede ser desde el objetivo a seguir para muchas empresas grandes como el sueño para cualquier empresario pequeño.

¿En qué consiste el Growth Hacking y cómo podemos aplicarlo?

El principal objetivo de las técnicas de Growth Hacking es aumentar el volumen de usuarios, ingresos, reacciones, conversiones o impacto de nuestro negocio de forma rápida. Dicho esto, podemos decir que el principal objetivo que tendremos si aplicamos esta estrategia será crecer; crecer todo lo posible.

Hasta aquí bien, ¿pero qué necesitamos para llevar a cabo esta estrategia?

Nosotros consideramos que los tres puntos más importante son:

  • Análisis, analizar es clave para ver si la estrategia que estamos llevando a cabo es la correcta, tenemos que utilizar de manera correcta las métricas y los medios para llegar a nuestros clientes objetivo.
  • Desarrollo, uno de los aspectos más importantes en el desarrollo es la capacidad de utilizar diferentes herramientas a la hora de llevar a cabo la campaña, ser un growth hacker multidisciplinar o tener un equipo capaz de llevar a cabo diferentes tareas de manera correcta puede ser una gran ventaja competitiva.
  • Creatividad, probablemente uno de los aspectos menos “entrenables” o con capacidad de mejora, la creatividad es fundamental y muy importante en este trabajo, acompañado de curiosidad, pensamiento crítico, investigación…

Para que la estrategia funcione de manera correcta debemos tener en cuenta los siguientes puntos antes de comenzar:

El producto sobre el que vamos a llevar a cabo la estrategia debe ser bueno. Llevar a cabo una estrategia muy bien elaborada y planificada si el producto no despierta el interés de nuestro público hará que no veamos el crecimiento deseado o crecimiento alguno.

Si realmente estamos convencidos de que el producto que ofrecemos es bueno, deberemos hacer un análisis de datos fijándonos en los consumidores y en los futuros clientes de la empresa.

Antes de iniciar el desarrollo del producto es importante hacerse muchas preguntas y obtener todas las respuestas y feedback posible respecto a la idea de producto que tenemos.

El siguiente paso será definir los objetivos que seguiremos durante el proceso, este paso es muy importante ya que se suelen cometer muchos errores a la hora de elegir objetivos.

Algunos de los errores más comunes:

  • Objetivos poco realistas o inalcanzables.
  • No dividir la estrategia en subobjetivos y plazos más cortos de medición.
  • No establecer reuniones y revisiones de manera frecuente para seguir los resultados de la campaña.
  • No establecer estrategias de acción alternativas y recurrir a la improvisación.

Por último es muy importante crear una estrategia flexible. La capacidad de adaptación a cambios, nuevas formas de trabajo, la transformación digital, uso de plataformas online… son puntos fundamentales que debemos tener en cuenta antes de dar por finalizada la creación de estrategia y ponerla en marcha.

Otro error que se comete muy a menudo cuando se crea una estrategia es tratar de llegar a “todo el mundo”, tenemos que tener en cuenta que la segmentación es fundamental para saber realmente cuál va a ser el plan de acción a seguir. Para hacer una segmentación lo más realista posible es deseable definir el público que puede estar más interesado en tu producto o servicio, quien le sacará más provecho y ser específico en todos los aspectos relacionados con el target.

Es muy importante pensar en nuestro público antes de iniciar la campaña y ponerse en su situación y ver si estamos realmente ofreciéndole algo que le interesa y no le estamos spameando de manera innecesaria, es decir, será mucho mejor para nuestra marca conseguir mil o diez mil usuarios de manera “leal” a conseguir muchos más a costa de llevar a cabo estrategias que pueden perjudicarnos a su vez.

¿Cuáles son las técnicas más utilizadas en el Growth Hacking?

  • Aplicaciones o programas “freemium”. Consiste básicamente en ofrecer el producto en una versión reducida o con limitaciones para asi ofrecerlo de manera gratuita y a partir de aquí convertir en conversiones y en usuarios finales de la versión “premium” o de pago.
  • Invitaciones exclusivas. Consiste en dar invitaciones exclusivas a determinadas personas y crear un entorno en el que puedan invitar gente, probar la aplicación o testear antes… en definitiva, aportarles valor a los usuarios haciéndoles sentir importantes y partícipes con la marca. Es importante que la invitación sea el único método para acceder.
  • Gamificación. Crear una experiencia en la que el usuario tenga que participar de manera activa en cualquier tipo de actividad dentro de la aplicación o web e incentivar ciertas acciones que nos interesen.

Finalmente, es importante que tengamos en cuenta el feedback que recibimos a lo largo de todo el proceso de implementación de la estrategia, tanto si vemos que no estamos consiguiendo los objetivos y no llegamos a los clientes deseados o si las técnicas no están respondiendo como deseamos, es importante escuchar siempre a los usuarios y actuar de manera lo más rápida posible para cambiar la situación y cambiar la dinámica negativa de la estrategia.


Diciembre 2020
David Mkrtchyan / Marketing Digital

Ver más publicaciones