< Volver

Las 4 P del Marketing Digital que no debes olvidar

Producto, precio, punto de venta y promoción. Estas son las 4P del marketing clásico o, también conocido como, marketing mix. E.Jerome McCarthy introdujo este concepto en los años 60 del pasado siglo (S.XX) para definir el proceso de planificación y ejecución de las estrategias de marketing con el objetivo de satisfacer los objetivos de los individuos y la organización

Si tenemos que definir qué es el marketing, la American Marketing Association (AMA, 2008) lo realiza de la siguiente manera: “El marketing es la actividad, conjunto de prácticas relevantes y procesos para crear, comunicar, liberar e intercambiar ofertas que aporten valor a los clientes, los socios y a la sociedad en general”. Por tanto, esta definición ya nos está marcando en líneas generales la combinación del marketing estratégico a largo plazo y el marketing operativo o, implementación del marketing mix, a corto plazo. 

Durante años, el marketing tradicional se ha basado en la combinación de estos términos buscando el equilibrio entre ellos, pero la evolución tecnológica y la irrupción de las nuevas metodologías de marketing y comunicación han hecho evolucionar este paradigma.

Las tendencias de mercado, el comportamiento del usuarios, los hábitos de consumo de información, la relación con las marcas, entre otros han evolucionado de las 4P del Marketing Mix a las 4C y posteriormente a las 4P del Marketing Digital.

Desde Pukkas estamos convencidos que habréis escuchado hablar de algunos de estos conceptos como elementos centrales de cualquier plan de negocio en mercadotecnia, pero, también estamos seguros que no los conoces todos. 

El marketing Mix: la 4P tradicionales

Las cuatro variables del marketing mix o tradicional se combinan con total coherencia y se trabajan conjuntamente para lograr complementarse entre sí. A estas alturas creemos que no es necesario describir los vocablos, pero vamos a resumirlo rápidamente para poder comprender por qué han evolucionado y cómo lo han hecho. 

    1. Producto: hace referencia al elemento central de la estrategia. Si no se dispone de un producto o servicio que pueda colocarse en el mercado para su adquisición, satisfaciendo las necesidades de los consumidores, no hay opción a aplicar el Marketing Mix. 

    2. Precio: el concepto es muy claro. ¿Cuánto cuesta adquirir nuestro producto? Sin embargo, es uno de los elementos más complicados de determinar. Con la aparición de competidores debemos crear nuevas estrategias y evolucionar. 

    3. Punto de venta o distribución: ¿Dónde pueden conseguir mi producto o servicio? Saber cómo distribuir nuestro producto es fundamental para satisfacer las necesidades del consumidor. En ocasiones, podemos hablar del canal de distribución o el público que lo adquiere (cuota de mercado o a quién va dirigido), por ello, en algunos manuales encontramos el concepto “plaza”. 

    4. Promoción: la estrategia de comunicación es la base para conseguir que los consumidores y/o potenciales clientes adquieran nuestro producto. Se disponen de múltiples herramientas para comunicar, pero su uso dependerá de los productos, servicios, del mercado, de nuestro público objetivo e incluso de cómo nuestra competencia se comunica con nuestra cuota de mercado. 


Sin duda alguna, en el Marketing 1.0 la estrategia estaba basada en el producto, pero con el paso del tiempo el enfoque cambia y el cliente es el protagonista, evolucionando al conocido marketing 2.0.

Evolución del Marketing Mix: las 4C

¿Qué significa Marketing 2.0? La evolución del marketing mix pasa por adaptarse a las necesidades del mercado, dejando de lado el producto como protagonista y centrándose en el cliente. El consumidor dicta las normas, por tanto la demanda es el eje central de la estrategia de marketing. Es por este motivo que se evoluciona de las 4P a las 4C. ¡Veámoslas!

    1. Consumidor: se sustituye el foco del producto por el del consumidor, dando prioridad a sus deseos y necesidades. 

    2. Coste: el valor del producto pasa por todas sus fases. Es decir que ya no solo se tienen en cuenta los costes de producción, sino también los de distribución, comercialización o promoción del mismo. 

    3. Conveniencia: los hábitos de consumo del usuario influyen en su comercialización, por tanto los canales de distribución deben adaptarse en función de estos. 

    4. Comunicación: las nuevas tecnologías, las plataformas y contenidos digitales tienen un impacto real en como llegar e interactuar con nuestro público. Además, es importante tener en cuenta que a partir de esta comunicaciòn bidireccional, podemos adaptar nuestras estrategias en función de su comportamiento.


Ahora bien, cuando hablamos de marketing mix debemos tener en cuenta que han pasado más de 60 años y que la evolución es constante. La irrupción de internet y los nuevos modelos de organización de las empresas han obligado a transformar las variables del Marketing mix. Centrados en el la web 3.0, Idris Mootee propuso la creación de las variables dentro del Marketing Digital orientadas a la conectividad y el uso de internet y a los usuarios o consumidores digitales. 

Infografia evolución marketing mix
las 4P de marketing digital

Las 4P del Marketing Digital.

La inmediatez en el consumo de información, la interacción con el consumidor y la bidireccionalidad han modificado totalmente el paradigma de la comunicación dotando a las audiencias con voz propia. Esto significa que los usuarios pasaron de ser meros espectadores o consumidores a prosumidores (consumidor + productor de contenidos).

Desde hace años, conectar con nuestro público emocionalmente es importantísimo para humanizar la marca y transmitir adecuadamente los mensajes.

    1. Personalización: conocer el comportamiento del usuario es básico, puesto que las campañas de comunicación y publicidad dejan de ser masivas para centrarse en la personalización hacia el consumidor. Empleando tácticas de escucha activa conoceremos las opiniones de los usuarios digitales y nos permitirá personalizar los mensajes adecuadamente. 

    2. Participación: la creación de comunidades participativas es fundamental. El uso de las redes sociales y plataformas digitales son algunas de las herramientas más adecuadas para agrupar a los usuarios interesados en nuestra marca, empresa o producto. Ahora bien, la participación no solo debe ser digital, también offline.

    3. Peer-to-peer Communities: La recomendación a través del boca-oreja es otro modelo de participación que nos ofrece la posibilidad de crear una comunidad real de consumidores entorno a nuestra marca. Las recomendaciones basadas en la experiencia y en tiempo real tienen un impacto instantáneo. Además, es importante socializar los productos y servicios. ¿Qué significa esto? Dar la posibilidad de compartir la experiencia. Más adelante veremos algún ejemplo. 

    4. Predicción o predictive modelling: a través de datos y análisis se intenta predecir el comportamiento del consumidor con el fin de adaptar las campañas y crear servicios y productos que cubran las expectativas reales de los usuarios. La idea principal es que todas las acciones que se realizan en internet deben ser medidas, revisadas y analizadas. El seguimiento de todas las tácticas y acciones nos permite aprender y actuar de diferente manera. 


Está claro que la adaptación de estas 4P y 4C responde a los cambios y necesidades del mercado y de los consumidores. Es muy probable que a lo largo del tiempo veamos una nueva evolución de estos términos, dado que el marketing estratégico y el marketing operativo deben combinarse adecuadamente para alcanzar los objetivos a medio largo plazo. 

Ejemplos de uso de las 4P del Marketing Digital

Para poder comprender mejor las 4P del marketing digital vamos a ejemplificar con algunos casos de marcas conocidas. 

Amazon

El gigante de las ventas online emplea los datos de los usuarios (personales, anónimos y de compra) para ofrecer productos y servicios que consideran relevantes en función de la navegación por el marketplace, de nuestras compras o incluso por el comportamiento de usuarios similares a nosotros. Por tanto, crear y diseñar mensajes enfocados a cada usuario mejora su experiencia y fomenta el sentimiento de satisfacción al prestar especial cuidado a sus intereses y preferencias.

En este caso, la personalización no solo la está aplicando Amazon, sino también grandes tecnológicas como Google, Facebook, Instagram con los anuncios publicitarios, empresas del sector inmobiliario, turístico y marcas del sector retail, ofreciendo valor y mejorando el sentimiento de pertenencia a una comunidad en concreto. 

Starbucks

La cadena de cafeterías es un claro ejemplo de participación. Con el objetivo de obtener datos e información de los consumidores para luego personalizar anuncios y acciones de marketing, Starbucks ha creado espacios de participación en su web o en los canales sociales. ¿Cómo? Dando la posibilidad que los usuarios puedan personalizar su producto y envases, entre otros. La posibilidad de mezclar ingredientes a su gusto mejora la experiencia a la hora de comprar un producto exclusivo. Además, aprovecha estacionalidades como Navidad para generar acciones donde los usuarios puedan participar activamente en sus campañas promoviendo su imagen en función de las preferencias de los usuarios. Incluso les ha dado la posibilidad de crear el diseño de los vasos.

Nike

La famosa marca de zapatillas deportivas ofrece la posibilidad de compartir los retos deportivos al emplear las pulseras y zapatillas de la gama Nike+. El simple hecho de crear retos y compartir la información con el resto de la comunidad, sobretodo deportistas, incentiva a los usuarios a lograr los mismos objetivos que otro usuario alcanzaba. Por tanto, los retos son compartidos entre varios usuarios digitales. 

Spotify

Otro ejemplo de peer to peer es la aplicación para escuchar música Spotify. Sincronizando las canciones con las redes sociales y compartirlas como contenidos digitales con el resto de tus amigos el efecto recomendación se incrementa. A día de hoy la mayoría de plataformas digitales permiten compartir contenidos entre ellas, lo cual también favorece a las marcas analizar y conocer mejor las preferencias de los consumidores digitales. 

Netflix

La plataforma de contenidos audiovisuales en streaming es un claro ejemplo de predicción. A medida que los usuarios van consumiendo series o films, realizan búsquedas, el tiempo que pasan delante la pantalla o el tiempo de contenidos consumidos proporciona una gran cantidad de información a la plataforma para poder predecir cuales pueden ser las preferencias de consumo de los clientes. Una de las pruebas de ello es el indicador de porcentaje de coincidencia de los contenidos. Este indicador a parte de emplearse como elemento predictivo, activa al mismo tiempo la primera P del marketing digital: la personalización. 

Estos son tan solo unos pocos ejemplos que podríamos analizar, pero hoy en día tenemos a centenares de marcas que emplean las 4P del online marketing para elaborar estrategias y alcanzar los resultados planteados. 

En Pukkas tenemos claro que por mucho que evolucionen los pilares del marketing, el cliente y su experiencia positiva son el eje central de cualquier estrategia. Es por este motivo que hace mucho tiempo que también se está hablando de las 4E: experiencia emocional, exchange, everywhere y evangelización.

 

Marzo 2021
Jordi Gangolells / Marketing Manager en Pukkas

Ver más publicaciones