< Volver

Los nuevos formatos de imágenes

¿Sabes cuántos formatos de imágenes existen?
¿Te lías y no sabes cuál de ellos usar?
¡No te preocupes! Este post es para ayudarte y resumirte los formatos existentes que ya conocíamos, con los nuevos formatos que se han ido introduciendo en el nuevo mundo digital y web en el que nos estamos adentrando cada vez más y más.

Repasemos los que más conocemos y hemos utilizado hasta la fecha

JPG ó JPEG (Joint Photographic Experts Group)

Sigue siendo el formato más conocido por todo el mundo, y esto hace que sea el más utilizado. Aunque tengan un nombre distinto son el mismo tipo de archivo.

Pero no hay que olvidar que este gran amigo pierde calidad muy fácilmente, aunque gracias a ello resulta ser un formato compatible con todas, o casi todas, las plataformas.

PNG (Portable Network Graphics)

Este formato es primo hermano del .jpg, pero mejorado. Haciendo un símil, sería como el primo zumosol je, je, je, je.

Del .png hay que decir que ¡acepta transparencias! (cuando el .jpg no…). Al tratarse de un formato que puede ser transparente, esto hace que nuestros archivos se vean incrementados de peso. Si pesa más significa que tiene mejor calidad.

TIF ó TIFF (Tagged Image File Format) 

El .tif es un formato muy utilizado por profesionales, sobre todo por aquellos que se dedican a la fotografía, ya que admite un almacenamiento de colores de hasta 32 bits y archivos de hasta 4GB de tamaño. Esto que acabamos de comentar lo convierte en un formato muy pesado, por la cantidad de información que es capaz de mantener. Además, es un buen formato si queremos modificar el archivo, ya que gracias a este formato no tiene pérdidas de calidad a la hora de comprimirse.

GIF (Graphics Interchange Format) 

Esos memes, los maravillosos memes tan recurrentes hoy en día, están guardados en formato .gif. Este formato nos permite crear imágenes en movimiento. Pero no solo eso: aparte de ser un formato para las animaciones, también es capaz de soportar transparencias y paletas de 256 colores.

Aunque parezca un formato maravilloso, siempre hay un pero… Hay que tener cuidado, ya que puede que no sea compatible con todos los programas o aplicaciones, así que si envías ese meme tan gracioso puede ser que la persona que lo reciba no lo llegue a ver.

Vale, vale, estamos hablando de formatos ya conocidos o que os pueden sonar mínimamente, pero ¿conocíais todos estos detalles?, ¿o el nombre completo? Ahora os hablaremos de dos formatos, uno más nuevo, que lo están “petando” bastante últimamente. Estos son el formato .svg y el .webp. Vamos a profundizar un pelín más sobre estos dos formatos.

SVG (Scalable Vector Graphics)

Estamos seguros de que no paráis de ver este formato en todas partes. Pero luego no sois capaces de abrirlo, o cuesta encontrar un programa para abrirlo. Hay que saber que es un formato de imagen vectorial y no un mapa de bits, como algunos de los formatos de los que hemos hablado anteriormente. Pero que no te engañe al ser un formato vectorial: es un formato que funciona, y cada vez gana más adeptos, muy web en web. Recomendado por W3C, que confirma las ventajas que tiene utilizar este formato vectorial.
Os dejamos un pequeño listado de ventajas:

  • Escalabilidad sin pérdida de información, es decir, que no se os va a ver pixelado.
  • Pesará menos que otros formatos de imagen.
  • Atributos de las presentaciones, como lo son colores, tipos de letra, etc. Se pueden manipular con CSS.
  • Con los scripts puedes acceder al contenido por medio de la inferfaz de DOM (Document Object Model).
  • Las máquinas pueden leer los gráficos SVG.
  • Se puede animar de diferentes maneras (con SMIL, JavaScript, CSS).
  • Recomendamos su aplicación en: gráficos técnicos o interactivos, como lo son logotipos, botones, iconos, etc.

Estas son algunas de las ventajas que podemos encontrar sobre este maravilloso formato vectorial. Además de poderlo trabajar con una de las herramientas más clásicas de los diseñadores, Adobe Illustrator, ahora le podemos sacar un rendimiento más allá.

WEBP ó WEBPY
Seguramente el formato más nuevo que hay actualmente. WebP ha sido desarrollado por Google expresamente para web. Y ya se ha convertido en una de las principales recomendaciones para desarrollar webs.

¿Por qué?
Gracias a este formato podemos optimizar las imágenes en JPG, disminuyendo su tamaño sin afectar a la calidad. Es un código abierto y consigue reducir su peso al menos un 30%, tanto en imágenes estáticas como en animaciones.

Esto es una gran virtud, ya que actualmente pasamos más y más tiempo delante de las pantallas, ya sean de ordenadores, móviles, tablets… y con el formato .webp todo se vuelve más veloz y ayuda a que la navegación, estemos en el dispositivo que estemos, vaya más rápida.

Pero OJO, que parece un formato muy bonito, pero debemos tener en cuenta un tema pequeñito…

A los inicios de salir este formato solo era compatible con Google Chrome, como cabe entender, pero poco a poco se ha ido haciendo compatible con otros navegadores como lo son: Firefox, Waterfox, Microsoft Edge y Opera. Uno de los navegadores más potentes con el cual aún no “son amigos” es el Safari.

Queda claro que los nuevos formatos que van surgiendo son cada vez mejores y van más adaptados al mundo en el que vivimos y nos manejamos. Es una ayuda y una ventaja para todas aquellas personas que se mueven por el entorno digital, y ya no solo para los que nos dedicamos a ello, sino para los y las usuarias que consumen cualquier tipo de “producto” en el dispositivo que sea. 

Febrero 2021
Álvaro Hidalgo / Creatividad Digital

Ver más publicaciones